El concurso exprés es el procedimiento previsto legalmente para cerrar una empresa que tiene deudas pero que no tiene ninguna clase de activos.

Es un proceso al que pueden acogerse todas las empresas que atraviesen una situación de insolvencia y cumplan con cinco requisitos.

Requisitos:

  1. Que no tenga ninguna clase de activos (vehículos, inmuebles, cuentas a cobrar…).
  2. Que no forme parte de un grupo de empresas.
  3. Que tenga su contabilidad al día.
  4. Que no se haya vaciado patrimonialmente de forma fraudulenta en los dos últimos años.
  5. Que la situación de insolvencia no haya sido agravada por la mala actuación culpable de los administradores.

Descubre todas las ventajas:

  • Es el proceso más económico.
  • Es el procedimiento concursal más rápido.
  • Antes de empezar puedes conocer todos los gastos del proceso aquí.
  • No se nombra administrador concursal que tome el control ni fiscalice la actuación de los administradores.
  • Es un proceso concursal que no tiene fase de calificación en que se puedan derivar responsabilidades.
  • Es un procedimiento declarado de tramitación preferente ante la situación del Covid-19.

En reNegociator.com puedes tramitar todo el proceso de la forma más rápida, económica y eficaz, por sólo 975 euros.